Una Basílica de Baco en Las Mercedes

A Maylin Fonseca no le gusta declarar a pesar de su simpatía, pero no le hace falta. Basta con sentarse a una de las mesas de San Pietro, para comprender que las palabras sobran ante tanta magnificencia. Ese esplendor que cautiva los paladares, cuando la vista se regocija al apreciar la belleza de cada una de las propuestas, que engalanan su menú habitual.

Si bien el Vaticano cuenta con su Basílica, considerada como uno de los lugares más sagrados del catolicismo, Caracas también cuenta con un templo en donde los sabores rinden culto a uno de los dioses paganos más conocido por los amantes de la buena mesa. Baco, también llamado Dioniso,  fruto del amor entre Zeus y la mortal, Sémele, cubre con su manto sagrado toda una estancia llena de gusto y aromas del mediterráneo.   

En San Piietro, lo primero que salta a la vista es que los productos con que se elaboran los platos son importados en su mayoría. La anchoa, por
ejemplo,  es un ingrediente muy apreciado en los fogones y en la mesa del local, así como algunas especias difíciles de conseguir en el mercado.    "Los Pimentones bagna cauda", elaborados, con una especie de crema a base de anchoas viene a ser una de las sugerencias que destacan en la carta, así como la pasta negra preparada con la tinta de calamar, acompañada con delicias marinas, o frutti di mare, los risottos, platos originarios de la zona noroeste de Italia, concretamente del este de Piamonte, el oeste de Lombardía y de la zona de Verona,  Los espaguetis a la vongole, también son una exquisitez  pero lo que el visitante no puede dejar de disfrutar es de la botarga de  múgil.
Unas huevas de pescado que ya los antiguos egipcios consumían disecadas unos 3500 años atrás. Se dice que la difusión de esta delicia por las costas del Mar Mediterráneo se debió a los fenicios.

Tradicionalmente, la botarga ha sido tratada como un alimento constituyente de la dieta de los pescadores durante sus jornadas en alta mar. En la actualidad,  se ha transformado en un alimento de lujo que se consume como un aperitivo en antipasto o como aderezo de las pastas. Cosa
que en San Pietro es un compromiso para todo el que visita el local, con la intención de probar esta delicadez Por supuesto, nada como un buen vino para acompañar la velada. Y en este renglón, San Pietro cuenta con una carta  amplia en donde resaltan cosechas argentinas, chilenas y europeas a precios bastante sensatos.

No se lo pierdan, están todos invitados a San Pietro. Parquero a la disposición y aforo para unas setenta personas en sus dos ambientes. Es bueno reservar con tiempo para disfrutar del lugar en todo su esplendor.

Buscando Botargas

Las zonas costeras del Mediterráneo que se destacan por la producción de botargas son: Provenza, Cerdeña, La Toscana, las costas de Grecia, Chipre, Turquía, Egipto, Túnez. En España, se producen y consumen principalmente en el sudeste las llamadas hueva de mújol, en la Región
de Murcia y provincia de Alicante, siendo la población de San Pedro del Pinatar, a orillas del Mar Menor, donde se centra la mayor producción. Esta zona también está dedicada a la explotación de sal marina.

Dirección: Calle Londres entre New York y Trinidad. Edificio IUS PB. Las Mercedes. Teléfono 993-03-45