El Mesón de Andrés:

Todo el norte de España en un solo lugar

 

El mar y la tierra, esas dos grandes extensiones que forma este maravilloso planeta  que nos da albergue, también nos consiente con  su variada naturaleza para el sustento humano. El primero abre la puerta a la pesca como fuente de trabajo y la segunda nos provee de un sinnúmero de productos necesarios para nuestra existencia.

El mar Cantábrico  por ejemplo, baña 800 kilómetros de costa compartida por las provincias de La Coruña y Lugo en Galicia, Asturias, Cantabria, Vizcaya, Guipúzcoa y Labort, ya en Francia. Es una fuente de riqueza natural en variedad de peces y mariscos a pesar de su turbulencia. Gracias a esta riqueza marina, las ciudades al norte de España gozan de una gastronomía envidiable. El Cantábrico proporciona abundantes elementos marinos y su cordillera de profundos valles permiten la cría el ganado en libertad, dando lugar a carne y leche de características autóctonas.

La gastronomía forma parte de la identidad de Galicia y es uno de los grandes atractivos de esta región de España. Pero no es necesario ir tan lejos para disfrutar de su variedad de platos y vinos. En Chacao, Andrés Rodríguez, suele pasearnos a diario por toda esta región, en base a manjares que surgen de la llamada cocina de patrón. Concepto que él maneja con tino, prestancia y gusto.

Allí el visitante puede degustar una estupenda  mariscada, regada con alguno de sus vinos con denominación de origen como el Albariño y el Ribeiro. Todo un lujo al alcance. Pero El Mesón de Andrés no sólo dispone en su carta de de marisco y pescados, también propone toda una gama de sabores que surgen de la tierra como el lacón con grelos, el cochinillo, la ternera, los quesos y el jabugo.

De la región de Asturias se puede disfrutar de todo un clásico como lo es la fabada, la cual combinada con una  sidra se convierte en un manjar de dioses. En lo que a Cantabria se refiere están los potajes y cocidos de legumbres, garbanzos, lentejas, judías, etcétera, y finalmente, si llegamos a Vizcay,  están los chipirones, las chistorras, los pimientos de piquillo, las alubias y los espárragos.

Según Rodríguez, el uso de especias no está demasiado extendido en la cocina española. No obstante, el color por excelencia es el rojo, debido a especias populares como el azafrán, el pimentón, la ñora o el pimiento choricero. Preparaciones culinarias como el escabeche, el adobo, el sofrito, etcétera tienen este color.

 Husmeando en la historia, ya a finales del siglo XIX Alejandro Dumas comenta el uso extendido del pimentón en la chacinería o charcutería hispana, que a diferencia de otros pimentones tiene un aroma ahumado. Ya en esa época el pimentón se asociaba a los guisos populares, así como la pimienta negra y otras  hierbas aromáticas como el laurel, el tomillo, el romero, etcétera. También es frecuente el uso de la canela y el clavo en algunas preparaciones de la repostería española.

Rodríguez es nativo de Orense y llegó a Venezuela hará ya casi medio siglo. Su ocupación original fue la de topógrafo y nadie hasta ahora, excepto el mismo, conoce de ese salto astronómico (o gastronómico) al mundo de la cocina. Todo para beneplácito de quienes visitamos su local en Chacao. El local dispone de dos ambientes encantadores, una pequeña barra y estacionamiento.

 

Dirección: Avenida Francisco de Miranda, Edf. Hollywood, Urb. Chacao, teléfono 263.00.92.

Comiendo

Con Andrés

Con palabras es difícil describir las sabrosuras de cada uno de los platos que propone a diario el encantador Andrés Rodríguez en su mesón de Chacao.  Lo mejor es llegar y antes de leer el Menú , es mejor hablar con el anfitrión, pues de inmediato, al acercarse a su mesa, hace las mejores sugerencias y si se es difícil la escogencia, lo mejor es dejar que el mismo Rodríguez decida por usted. De inmediato comenzaran a surgir platos pequeños y  diversos para una gran degustación que se inicia en el norte de España y finaliza en el sur. Lo primero será una porción de empanada gallega a la cual probablemente seguirá una ración de pulpo gallego. El vino de las mejores  casas siempre está disponible y para los amantes de las cervezas, en el Mesón se encuentran casi todas las marcas.

Luego del pulpito, lo más seguro es que a la mesa lleguen los pimientos de piquillos rellenos con Mero o con Bacalao, dependiendo de la temporada y de los proveedores. Más adelante el cliente puede degustar unos champiñones que vienen salteados con jamón serrano. Para cerrar, si aún les queda un poco de apetito, y como por arte de magia, aparecerá el cordero al vino o al horno, o bien un cochinillo de esos que sólo manos expertas le otorgan una sazón que ni los cubanos. En fin, si se encuentra por Chacao en horas del mediodía, es bueno visitar este local y llegar a tiempo, pues el local cuenta con pocas mesas para la cantidad de clientes que recibe. Buen provecho y disfrútelo en familia o con las mejores amistades.

Dirección: final Av. Francisco de Miranda. A la entrada de
la av. Libertador. Teléfono: 263-00-92