UN HADA EN LA BARRA/Gustavo Oliveros

Según mi amigo Pablito Antillano, sólo los perros pueden gozar del privilegio de ver a las hadas. Por alguna razón esta visión, según una leyenda celta está negada para nosotros los mortales comunes, pero como la excepción siempre va en contra de la regla, en algunos momentos, cuando
ladramos internamente, es posible ver un hada, algo que ocurre en fracciones de microsegundos y que según Antillano, se le denomina glamour: seducción, fascinación ante algo, tal cual lo describe el diccionario de la RAE. Por supuesto que Pablo ya había realizado la consulta en un libro más especializado que cuenta grandes leyendas sobre las cuales el hombre ha construido su mundomitológico; "Enciclopedia de las cosas que nunca existieron". Lo cierto es que esa misma tarde, un par de horas luego de esta conversa, sentados frente a una mesa nos quedamos sorprendidos ante la aparición de un hada que sin pensarlo dos veces se apostó en la barra de La Cita. Nadie más advirtió su presencia, sólo
nosotros: cuatro perros y una perra amiga que quedamos seducidos ante tamaña aparición. Por si las moscas, no se tratase de una burundanga dentro de los tragos, cosa que está de moda para robarte si es posible hasta un riñón mientras uno ilusiona con pajaritos preñados, Pablito se apresto a dejar la imagen para la historia y cámara en mano, lanzó flashes a diestra y siniestra.
Pidió tarjetas y obsequió revistas. El hada siguió ahí lanzando miradas de embrujo hacia nuestra mesa, mientras todos nosotros tratábamos de descifrar el contenido de la tarjeta: "The Word Shop". Una dirección cercana y un nombre místico, por supuesto de hada: Hege Pedersen

_________________________________________________________________



Ley de mochaje seguro ante la delincuencia


Les va a parecer horrible lo que voy a escribir, sin embargo quien no trague fuerte, mejor no lo lea. 
Ya que estamos en un país en donde no existe ni la ley, ni la justicia, y por lo visto hasta con un nuevo gobierno la cuestión no
será nada fácil, propongo iniciar una campaña para aprobar una ley de "desmembramiento" .
Todo con el fin de que la delincuencia le tema a algo ya que en los actuales momentos parecen no temerle ni a la muerte.
Con respecto a los robos menores sugiero el corte de los dedos. Y dependiendo de lo robado se vayan mochando desde uno a diez de los susodichos hasta dejar el tocón. 
Para delitos mas graves como el asalto a mano armada, recomendamos el mochaje de manos, antebrazos y brazos, de acuerdo al
tipo de arma utilizada.  Si de violaciones se trata, consideramos que no basta mocharle el pene, sino también los brazos para evitar que se acaricie
cualquier otra parte del cuerpo.  Y finalmente en el caso de asesinatos y secuestros, creemos que la pena máxima debe ser la de mochaje integral, es decir, patas (porque esos coños de madre no tienen pies) y brazo, negándoles la condición de discapacitados por un período que oscile entre diez y veinte años, dependiendo de la gravedad del crimen cometido. 
En Fin tendremos un país de mochos, pero es mejor a tener un país de asesinos

Antes que nada agradezco a todos los amigos que han recibido con beneplácito la propuesta. Por lo tanto, agregamos otros órganos que pueden mocharse de acuerdo al delito cometido. Ayer nos faltó la extracción de ojos y el corte de lengua.
Ambas opciones para los que cantan la zona a los malandros cuando de cometer delitos se trata, y los que echan paja para evitar su desmembramiento cuando
son capturados infraganti. No hay perdón para quien no lo merece. Para no alargar el documento, dejamos para la
discusión los siguientes temas a ser retomados en cualquier momento.
1. ¿Podrán utilizarse los miembros cercenados para el trasplante a personas que lo necesiten
2. ¿Podrán ser beneficiados los amputados con los asientos del Metro para personas de la tercera edad, embarazadas y personas con
discapacidad?
3. ¿Se les permitirá a los mochos pedir limosnas en lugares públicos? 
4. ¿Una vez llegado a la tercera edad, este busto miserable que se desplaza en carrucha, podrá ser beneficiado con la pensión del
seguro social?
5. ¿Será necesario dictarles prohibición de salida del país?
6. ¿Podrán acceder a la banca pública en busca de los dólares de Cadivi?
7. ¿Se les podrá aplicar penas similares a los corruptos del régimen?
8. ¿Qué partes del cuerpo le quedan a la Fiscal para ser donadas luego de sus estudios universitarios?

Aclaratoria: Aunque parezca joda,
estamos hablado muy en serio. Esperamos por tus propuestas.




Comiendo en épocas 

de racionamiento y capta huellas

Meter el dedo siempre ha sido una costumbre del venezolano cuando de comidas se trata. Incluso hay quienes le meten el dedo al whisky para ligarlo con el agua o la soda. El dedo se mete en las cacerolas para ver si lo que cocinamos está caliente. El dedo se utiliza cuando se calienta la leche para el tetero del bebe y también para probar la comida de otro. Los dedos se chupan luego de comer, precisamente, con los dedos.

Ahora bien cada dedo tiene una función. Con el índice probamos la comida de los demás,  y raspamos la olla. Con el gordo hacemos un gesto de aprobación si lo que probamos o raspamos con el índice fue de nuestro gusto. Con el meñique nos aseguramos de si algo está caliente o frío. El anular es el más inútil de todos pero de vez en cuando le hace la suplencia al meñique.

El dedo medio resulta ser un animal contestatario y lo usamos como un gesto de desaprobación, en algunos casos, y en otros como aprobación cuando se trata de comer lo no comestible metafóricamente. Sirve para acomodarnos los lentes cuando se nos resbalan en la nariz. Sirve para rascarse el trasero e incluso olerlo si es necesario y sirve para disimular el cañón largo cuando hacemos el gesto de disparar una pistola con las manos.

En estos tiempos de crisis cuando intentan que metamos el dedo gordo para acceder a la cesta básica. poder comer al dedo gordo se le ha encomendado la misión de recorrer los establecimientos comerciales y acaba de ser incluido a las normas de la buena o mala mesa. Ahora es un dedo decisor con el que gordos y delgados tenemos que contar si queremos llenarnos la panza. Se trata de un dedo invasor que busca quitar el valor de gourmet a sus otros cuatro compatriotas.

Ante tamaña ofensa el resto de los dedos se rebelaron y encomendaron al dedo medio la misión de acabar con sus pretensiones. Este se erigió magnánimo en toda su plenitud y exclamo 

Vacaciones seguras

La inseguridad sigue siendo el karma de este gobierno y al parecer, no hay manera de detener tantos homicidios, atracos y arrebatones. La vida vale un teléfono celular, un par de zapatos y hasta  un choque sencillo de dos vehículos en una calle cualquiera.

Esto,  unido a la escasez de productos de primera necesidad, al estrés que producen las motos y a la aglomeración de vehículos, así como a la falta de mantenimiento en servicios esenciales como el agua y la electricidad, no auguran nada bueno para el país. Ojalá estemos equivocados.

Por otro lado nadie quiere invertir un centavo en alguna actividad productiva por la falta de garantías. Los servicios hospitalarios se encuentran en su peor momento, el transporte público se lleva más de la mitad del salario básico y ni hablar de la canasta alimentaria que se ubica en los 10 mil bolívares.

Llegaron las vacaciones y hay quienes se arriesgan a recorrer algunas playas del país. La clase media se queda oculta en casa pues ya ni a Margarita se puede ir. En ese destino “Chévere” desapareció hasta el pescado.  Y en las posadas no hay ni papel toalet.

Así que para divertirse en estas vacaciones nada como el turismo de aventura: Recomendamos la Torre David, El Sambil de la Candelaria, Caminatas por la Av. Libertador luego de las 10 pm. Baños de luna en la Hoyada y el terminal del Nuevo Circo. Visitas nocturnales al Cementerio General del Sur y noches de placer en Ciudad Caribe con el mar a tus pies. Disfrútenlo y que Dios los agarre confesados.  

Sin papel no hay libertad de expresión

Sin papel no hay periódico, pero tampoco revistas, ni servilletas y ya como todos saben, tampoco papel tualet. En todo caso siempre hay que buscar alternativas para evitar que el poder logre su cometido. De modo que si nos sacan por la puerta, nos metemos por la ventana, pues de aquí, nadie se va.

La crisis del papel, también nos alcanzó y estamos haciendo un esfuerzo sobrehumano para seguir existiendo y continuar prestando un servicio a quienes a diario nos deleitan con sus mejores platos, aunque sufran los percances de las colas en los supermercados y las negativas continuas de los proveedores.

En nuestro caso cambiamos de menú y aparte de continuar con la revista en físico, hoy bastante disminuida, nos internamos en nuestra página web, la cual dará mucho de qué hablar. Se trata de una página muy dinámica que actualizamos a diario. La misma no sólo contiene las típicas reseñas de restaurantes, recetas y entrevistas, sino que también cuenta con varios videos de tus locales que igualmente colocamos en Youtube. Además la página es interactiva y posee enlaces con diversas redes sociales. El servicio en cuanto a la tarifa sigue siendo el mismo y mediante el folletín estaremos dándole publicidad constante a su contenido.

Así demostramos que nada detiene a quien puede sobrevivir a pesar de los obstáculos, las tendencias totalitarias, la intolerancia y al crimen sin castigo. La historia está llena de fracasados que intentaron tener el poder absoluto sobre los ciudadanos. Hoy quienes nos gobiernan deberían echar un vistazo al pasado y verse en ese espejo.  


Echándole gasolina al fuego

Ja ja jaja ¡Que bolas. Digo que Colas, las que se dan a diario en todos los establecimientos de comida del país. Y es que al parecer ninguno de los señores del gobierno patea la calle, pues para ellos todo está perfecto.  Imaginamos que ni se asoman por la ventana de sus lujosos apartamentos para ver lo que sucede en la planta baja del edificio.

No ven las colas de los viejitos en los bancos, llorando porque la pensión no les alcanza para aliviar en algo sus pesares. No observan  el recorrido de los enfermos buscando medicinas que no existen en las farmacias. No vislumbran que no hay repuestos para carros. No miran la arrechera en las trincheras que arman los venezolanos. No oyen el clamor de las marchas multitudinarias que gritan desesperadas por un cambio de de patrón económico. Hablan de PAZ y al parecer se refieren a la de los sepulcros, porque los muertos abundan por las manifestaciones de un lado y por el hampa del otro.

¿Qué buscan? Se pregunta uno.  ¿Perpetuarse en el poder?  Todo tiene su final. ¿Una guerra civil?. Para bailar el tango se necesitan dos. ¿Un Golpe de Estado?  No hay milicos con bolas para eso. ¿Cercenar la libertad de expresión? Ya lo hicieron. ¿Encerrarnos en el país? Para eso está Cadivi. ¿Ponernos a comer mierda? Ya montaron la tarjeta de racionamiento. Entonces. ¡Coooooñññño. Bueno es cilantro pero no tanto. Vayan bien lejos  a joder ¡Al carajo!.

Gustavo Oliveros's Slidely by Slidely Slideshow